Injerto capilar de José Bono

Durante varios años se ha estado especulando con la posibilidad de que el político socialista Jose Bono se hubiese sometido a un injerto capilar. La mejoría de su densidad capilar era muy evidente pero el político no confirmaba dicha operación.

Sin embargo, finalmente desveló en una entrevista al periódico El Mundo que se ha sometido a un injerto capilar en la Unidad Médica Serrano de Madrid. Tras varios años de silencio decidió desvelar el nombre de la clínica y de la doctora que le practicó el injerto ya que estaba muy satisfecho con el resultado obtenido.

José Bono se ha sometido a un injerto capilar con la técnica FUE en la que se extraen los folículos capilares de la zona donante situada en la parte trasera de la cabeza, en la nuca. Con esa técnica se extraen los folículos capilares uno a uno para implantarlos en la zona con alopecia que necesita reforzar su densidad y ocultar la alopecia.

José Bono ha resultado un buen candidato para esta técnica porque tenía un buena zona donante y la alopecia que sufría era moderada. Con estas condiciones el resultado final siempre suele ser más natural y satisfactorio mediante la implantación de las unidades foliculares necesarias para cubrir las zonas con menor densidad en la parte delantera de la cabeza. Otro acierto ha sido mantener una línea de pelo frontal bastante alta, con una frente despejada, ya que al tener casi 70 años en el momento del injerto no tiene mucho sentido bajar mucho esa primera línea del cabello por dos motivos fundamentales: uno estético porque sería antinatural esa línea tan baja a esa edad y otro técnico porque así se consiguen colocar más unidades foliculares en la zona tratada, otorgándole una mayor densidad logrando un resultado más natural y prácticamente indetectable. Esta decisión sobre la situación de la línea frontal es muy importante en cada injerto capilar y al parecer José Bono ha aceptado las recomendaciones de su equipo médico logrando un magnífico resultado. Pero no todos los pacientes aceptan este tipo de indicaciones de su cirujano y prefieren una línea frontal más baja a costa de perder densidad en la zona injertada. Es una decisión  a valorar por cada paciente pero en Clínica Tamis siempre recomendamos a nuestros pacientes que se dejen aconsejar por nuestro equipo médico para lograr el mejor resultado  en cada caso.

El resultado obtenido es realmente bueno aunque quizás la única objeción que puede realizarse es que se ha sometido a este tratamiento en un centro cuyos precios están por encima de la media del oferta existente en otras clínicas y no está al alcance de todos los bolsillos.

Clínica Tamis consigue con sus pacientes de injerto capilar unos resultados tan buenos como los obtenidos por José Bono y a un precio inmejorable: tarifa plana de 2.695€ para los casos más graves con alopecias muy severas y 2.100€ para los casos de alopecias más leves.

La técnica FUE es una intervención que consigue unos resultados muy naturales en manos de un equipo médico con experiencia como el de Clínica Tamis.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *