¿Se cae el pelo injertado?

La caída del pelo injertado es una de las grandes preocupaciones de los pacientes de un injerto capilar. Existe el temor de someterse a una intervención y que después el resultado no sea el deseado si el pelo injertado termina cayéndose. Pero la única respuesta es que no se cae si la intervención la realiza un cirujano con experiencia.  

Y esta respuesta tiene una base científica demostrada en las características de la alopecia androgenética que es la alopecia más común. En este tipo de alopecia la persona tiene una carga genética que lo predispone a la caída del cabello ya que sus folículos pilosos son sensibles a los efectos de la enzima 5 alfa reductasa. Estos efectos provocan el cambio de la tetosterona a la dihidrotetosterona la cual acelera el ciclo de vida del folículo y termina por provocar su caída. Y está demostrado que los folículos ubicados en la zona frontal y alta de la cabeza hasta la coronilla  son especialmente sensibles a estos efectos y los cabello situados en la parte lateral y trasera de la cabeza ( nuca) resisten a esos efectos y evitan su caída.

En base a los estudios que demuestran el comportamiento descrito en los folículos pilosos, se puede afirmar que los cabellos extraídos de la zona donante ( nuca y laterales de la cabeza) pueden injertarse en la zona receptora que ha sufrido la alopecia y resistirán en esa nueva ubicación con la misma fuerza que tenían en la zona donante. Son cabellos que están programados genéticamente para evitar su caída y por eso son los elegidos para llevar a cabo el injerto capilar. Y ese cabello extraído de la zona donante tiene la capacidad de mantener su información genética una vez ubicados en la zona receptora. Su receptores hormonales no resultan afectados por los cambios de la tetosterona a la dihidrotetosterona y mantienen sus ciclos vitales con absoluta normalidad ante una posible hiper actividad enzimática. Se convierte en un pelo de carácter definitivo que va a sobrevivir muchos años ya que desarrollará su ciclo vital de la misma manera que lo estaba haciendo en la zona donante.

Pero debe tenerse en cuenta que dentro de este ciclo de absoluta normalidad todo cabello envejece y con el paso de los años se pueden ir perdiendo debido a la edad del paciente por lo que al igual que los pelos que no han sido trasplantados con el paso de los años pueden terminar cayéndose. Este proceso dependerá de la evolución de cada paciente y siempre es un proceso  lento y debido en exclusiva al transcurso de los años. 

Si es muy importante destacar que la elección de un buen equipo médico es fundamental ya que la labor de extracción de los folículos es muy delicada y hay que tener la destreza suficiente para no dañarlos en ese proceso. Y además de destreza deben evitarse las prisas ya que algunos centros ofrecen cirugías con un número muy elevado de folículos injertados en un sólo día y para lograrlo deben acelerar todo el proceso con el riesgo de dañar muchos folículos en una extracción más rápida de lo normal y con menos cuidados. Y esos folículos dañados se pierden para siempre.  

Una vez extraídos correctamente todos los folículos, se ordenan en placas donde se depositan un máximo de 50 unidades foliculares y se agrupan en función de si tienen uno, dos , tres o cuatro cabellos. Debe reducirse al máximo el tiempo que los folículos están fuera del cuero cabelludo ya que a mayor tiempo menor porcentaje de supervivencia una vez implantados. Por eso, no son aconsejables intervenciones de muchas unidades foliculares ( 4.000 o más) ya que se dilata mucho esta fase entre la extracción  y el posterior implante.

Por último, la experiencia a la hora de injertar cada folículo es fundamental para reducir la posible caída de los cabellos injertados. Si se realiza por un equipo médico con experiencia suficiente se reduce mucho el riesgo de esa caída.

Entonces ¿por qué se cae el pelo a las pocas semanas de ser injertado?

La caída del cabello injertado a las pocas semanas de la intervención es un proceso totalmente natural ya que esos folículos han sufrido una agresión muy importante al ser extraídos de la zona donante lo que les provoca una situación de estrés que acelera su ciclo vital de nacimiento, crecimiento y caída. En estos cabellos se acorta la fase de crecimiento y llega antes la fase de caída pero siempre para dar paso a un nuevo cabello que nacerá fuerte y sano. El plazo para su caída de dependerá en cada folículo de la fase en la que se encontraba en el momento de la extracción. Si estaba cercano a caerse para ser sustituido por otro, se caerá a los pocos días pero si estaba recién nacido tardará varias semanas ( en lugar de varios meses) en caerse. En ambos casos, para dar lugar a un nuevo cabello sano y fuerte. Y este es motivo por el que el resultado definitivo de un injerto capilar no puede apreciarse hasta pasado al menos un año. Momento en el que ya han crecido todos los nuevos cabellos y han ganado fuerza y grosor. 

Por tanto, puedes estar muy tranquilo: en manos de un cirujano experto el pelo injertado no se caerá.

¿Qué porcentaje de folículos sobreviven al injerto?

Es una pregunta frecuente de nuestros pacientes. En manos del equipo médico de Clínica Tamis el porcentaje de supervivencia de folículos es casi del 100%. Un equipo médico con experiencia está siempre cerca de esa cifra ya que es una cirugía con excelentes resultados si se ejecuta correctamente.

¿Puede caerse el pelo injertado por un posible rechazo?

No existe esa posibilidad de rechazo ya que es un trasplante de unidades foliculares del  propio paciente. Es un auto trasplante o un auto injerto por lo que desaparece la posibilidad de rechazo por su organismo.

¿Se cae el cabello injertado procedente de otras partes del cuerpo?

Algunas clínicas ofrecen la posibilidad de injertar cabellos procedentes de zona distintas al cuero cabelludo. Es una técnica existente pero que en Clínica Tamis no consideramos que ofrezca unos buenos resultados estéticos ya que la densidad, textura de esos cabellos así como su ciclo vital de crecimiento es muy diferente a los cabellos situados en la nuca por lo que el resultado estético no suele ser el mejor. No obstante, si se decide someterse a esta técnica, el pelo injertado no tiene una mayor tasa de caída debido a su procedencia.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *